Urtaran rechaza una consulta ciudadana para la reforma de Mendizorrotza

21 septiembre, 2017

El alcalde destaca la "oportunidad" de la reforma, que tendrá apoyo de Diputación y Gobierno Vasco

El alcalde de Vitoria-Gasteiz Gorka Urtaran no apoyará un referéndum sobre la reforma de Mendizorrotza. Así lo propuso Irabazi en rueda de prensa, una iniciativa que por ahora tan sólo cuenta con el apoyo de Podemos. El rechazo del PNV a esta propuesta hace complicado que pueda salir adelante la propuesta de Irabazi.

"La reforma de Mendizorrotza es una magnífica oportunidad para Vitoria y para este Ayuntamiento".

Urtaran ha asegurado que la reforma contará con apoyo de Diputación y Gobierno Vasco, y ha insistido en que hay que aprovechar los beneficios que el nuevo estadio tendría para Vitoria-Gasteiz.

El alcalde ha incidido en que, tras la obra, el edificio seguirá siendo de titularidad municipal. El grupo Baskonia-Alavés ya propuso hace unos meses pagar la mitad del presupuesto establecido para la obra, que ampliará el aforo a 32.000 espectadores.

El proyecto, de 50 millones de euros, contempla la instalación de un nuevo anillo superior, el cerramiento exterior, la retirada de las columnas, una nueva cubierta y el aprovechamiento de la esquina del Paseo de Cervantes.

No se derribará ninguna parte del edificio. Además el exterior y la cubierta se forrarán con una piel de madera laminada. También se podrá jugar con la iluminación de la fachada. Además se buscará también que sea un edificio inteligente y verde, con el uso de la energía, el aprovechamiento de las aguas pluviales y otros elementos.

El objetivo es que Mendi tenga un uso híbrido y el uso se irá modificando y alterando para responder a los intereses de la ciudad. Además se plantea instalar un restaurante panorámico en la grada de Cervantes y ampliar los usos interiores del estadio. También desaparece la pista de atletismo.

  • Proyectos a consulta

El reglamento sobre consulta ciudadanas establece dos vías para convocar a la ciudadanía a votar proyectos municipales: por una lado aquellos que un grupo de ciudadanos solicite previa recogida de firmas. Por otro lado aquellos considerados estratégicos, que tengan un coste de más de 5 millones de euros y que así lo decida el Pleno Municipal.