Advertisement
Advertisement

Urteim deberá retirar las vallas que invaden San Prudencio desde 2018

4 octubre, 2021

El Ayuntamiento exigirá la retirada de las vallas que desde 2018 están en San Prudencio, al confirmar que no hay actividad en la zona

Urteim deberá retirar las vallas que ocupan desde 2018 parte de la Calle San Prudencio. Unas vallas que simbolizan el fracaso de un proyecto megalómano. Hace años que estas vallas inutilizan un espacio público sin motivo aparente: y ahora mismo carece de lógica esta invasión, ya que las obras están paralizadas.

Hoy la concejala Ana Oregi ha asegurado que "en los próximos días se hará un requerimiento a Urteim para eliminar estos vallados porque no tienen ningún sentido".

En 2020 Vitoria-Gasteiz acordó prolongar el permiso de uso de este espacio público, cuando aún había esperanzas de ver vida en estos locales. Hoy las esperanzas son escasas, en un proyecto construido sin ninguna base sólida, donde un empresario compró locales a golpe de talonario como quien compra calles en el Monopoly.

La ocupación de vía pública en la Calle San Prudencio corresponde a más de 100 metros cuadrados, en una zona en la que no se registra desde hace meses actividad de obras. Vallas que llegan casi hasta la mitad de la calle. Ana Oregi ha reconocido su "hartazgo" por el retraso en esta operación comercial. Hace un año Vitoria-Gasteiz tuvo que reclamar a Urteim impagos por esta licencia de ocupación de espacio público.

"Es una molestia gratuita porque no se están realizando las obras", ha denunciado desde Elkarrekin Oscar Fernández: "Un empresario tiene maniatado el centro comercial de Vitoria-Gasteiz, solo está provocando que el centro se deteriore".