Los vapeadores enganchan a la juventud vitoriana

13 octubre, 2022

El consumo de vapeadores entre jóvenes y adolescentes es cada vez más habitual

Vapear está de moda, y no solo por personas fumadoras o que quieren dejarlo. Estos productos enganchan a cada vez más gente, especialmente a personas jóvenes. Y tienen un público mucho más amplio que el de los primeros cigarrillos electrónicos, que llegaron a Vitoria hace 10 años para ayudar a dejar de fumar. Distintas asociaciones alertan de los riesgos de vapear y temen que sea para muchos la puerta de entrada hacia una adicción al tabaco.

Los vapeadores que están de moda no saben a tabaco. Y no siempre tienen nicotina. En realidad, la nueva generación de estos productos busca el atractivo visual, con llamativas luces que se encienden al inspirar y diseños que entran por la vista. Es, de hecho, cada vez más habitual ver las luces de los vapeadores encenderse cuando uno sale de noche por Vitoria-Gasteiz o por cualquier otra ciudad. Porque la prohibición de fumar en espacios cerrados solo afecta al tabaco, no a los dispositivos que no tienen nicotina.

vapeo en vitoria

Son vapeadores con sabor a golosinas y frutas dulces: piña, mango, fresa, maracuyá... Su venta es libre, no está regulada en ningún caso. Así, estos productos desechables (también hay recargables) están a la venta en cualquier establecimiento: bazares, tiendas de alimentación, bares, discotecas... Hace una década, cuando el cigarrillo electrónico llegó a Álava, su venta se limitaba a tiendas especializadas: aquellos primeros dispositivos eran recargables, en muchos casos con sabor similar al tabaco o con ligeros sabores.

Asociaciones de no fumadores han reclamado ya una mayor supervisión de estos productos, que consideran que incita a menores a fumar. Porque los cigarrillos electrónicos nacieron para ayudar a la gente a dejar de fumar. Y, a día de hoy, son la puerta de entrada para muchas personas hacia el tabaquismo. Incluso para los menores de edad: una encuesta de 2021 a nivel de España señala que el 44,3% de los estudiantes de 14 a 18 años han probado el vapeo.

La AECC ha alertado de los riesgos para la salud que tienen los cigarrillos electrónicos. Y recuerda que con los vapeadores no inhalas vapor, sino aerosoles que contienen partículas perjudiciales para la salud. También destaca: "la eficacia de los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar no está demostrada".

Desde la asociación No Fumadores alertan: "Más allá de la nicotina, estos dispositivos contienen compuestos químicos como el propilenglicol, que puede causar inflamación bronquial crónica, o los carbonilos, el formaldehído y otros metales pesados que son potencialmente cancerígenos. De hecho, ya está descrita una enfermedad específica llamada EVALI, un daño pulmonar potencialmente mortal causado por los efectos de estos dispositivos".