Un vertido "recurrente" en el río Arakil "mata a la fauna"

19 junio, 2022

El lecho del río está "acolmatado" con varios centímetros de materia orgánica que "podrían provenir de una empresa de Araia"

Desde hace meses las aguas del río Arakil están turbias y se percibe un fuerte olor a su paso por las localidades de Albéniz e Ilarduia hasta Egino. La plataforma Zadorra Bizirik denuncia que se trata de un vertido "recurrente" de materia orgánica que está "matando a la fauna".

Vertido Arakil

El problema afecta a casi 4 kilómetros de río y, ya en el mes de abril, se apreciaron algunos síntomas. "Vimos que aparecía espuma, lo denunciamos al 112 pero no se hizo nada", critica Arturo Rodríguez, de Zadorra Bizirik. Por eso han recurrido a la Fiscalía de Medio Ambiente para que investigue si se trata de un posible delito contra el medio ambiente.

El problema podría estar "en la depuradora de una empresa de Araia"

Según Rodríguez, el problema podría estar "en una empresa de alimentación del polígono industrial de Araia". "Hace un par de años cambió de manos y, desde entonces, hay problemas con la depuradora, no sabemos si por falta de personal o por qué", apunta.

Vertido río Arakil

Aguas turbias en el río Arakil.

Zona de Especial Conservación

Rodríguez indica que las alcaldesas de Asparrena y San Millán están "muy preocupadas". Ambas "han hablado con responsables de la empresa y de la Agencia Vasca del Agua, pero se escudan en que tienen permisos de vertidos", indica. "Pero llevamos tiempo con esto y algo pasa", insiste.

La situación es "muy grave, es uno de los mejores ríos de Álava y ahora está destrozado", recalca Rodríguez. Tanto que todo el fondo del río Arakil está "acolmatado con 4 o 5 centímetros de materia orgánica y eso mata a la fauna, no hay vida, los peces se mueren". También alerta de que si los residentes usan ese agua para regadío "muy probablemente se les morirán las plantas".

Vertido río Arakil

En la imagen se aprecia un cangrejo muerto.

Por eso, lamenta que ni la Agencia Vasca del Agua ni la Diputación alavesa "estén más pendientes y vigilen mejor estos temas". Sobre todo porque el río Arakil (desde Albéniz hasta la frontera con Egino) es una de las 29 zonas de especial conservación de Álava "por el visón europeo y la nutria".

"Es mucho tiempo con este problema y mucha la distancia afectada, tardará mucho en regenerarse todo el tramo. Igual no ocurre nunca", lamentan desde Zadorra Bizirik.