Víboras, el reptil alavés más venenoso

24 mayo, 2016

Las picaduras de estas serpientes son venenosas pero no tan mortales como otras especies

viboraLa víbora es un reptil presente en Álava, y la única serpiente venenosa que existe en el territorio. Su presencia es habitual en el campo, y en zonas de esparcimiento de los alaveses. Sus picaduras, aunque peligrosas, no son tan mortales como otros ejemplares.

Sin embargo, sí es necesaria una hospitalización urgente y, siempre que sea posible, capturar o fotografiar al animal para conocer exactamente qué especie ha sido la causante.

Sin embargo en ocasiones dan un susto, como ocurrió el pasado sábado en el embalse de Ullibarri-Gamboa. Un hombre fue picado por una de estas serpientes, y se encuentra ingresado en Txagorritxu, según desvelaba El Correo.

Este año la primavera húmeda ha podido facilitar la procreación y la aparición de víboras, como explicaba ayer el diputado general. Vecinos de Arkaiate han alertado de la presencia de algunos de estos reptiles en algunos solares y también se han visto por el Anillo Verde. En realidad estos animales forman parte de la fauna de la Llanada, y somos nosotros los que hemos ido ocupando su espacio.

La presencia de víboras no debe sorprender ni alarmar, aunque sí conviene estar alerta. Desde la Diputación insisten en que es habitual que en primaveras húmedas estos reptiles aparezcan con más frecuencia, igual que otras especies no venenosas. Quienes viven en el pueblo las conocen perfectamente y saben por dónde encontrarlas. La clave es estar en guardia, saber por dónde pisa uno y alejarse de los reptiles al ver uno. Aparecen en primavera e invierno en el campo y por ello conviene evitar las zonas de hierbas altas y seguir los caminos.

En Álava hay hasta tres especies de víboras, según destacan desde la Diputación. La más peligrosa de todas es la víbora aspid, que reside entre otras zonas en el Humedal de Salburua. Junto a estas hay otras culebras, como la de Esculapio, carentes de veneno y que no representan peligro alguno para los humanos.