Advertisement
Advertisement

Víctimas Club: Melodías Pop y actitud Punk

9 enero, 2022

El quinteto acaba de debutar con 'El castigo es colectivo'

🎼Nombre:Víctimas Club

🎧Género:Pop Tóxico

🗓En la música desde:2019

📀Temas principales:'Farsantes contra farsantes', 'Mamashima'

🎸Componentes:Pela (voz), David (batería), Osoron (bajo), Julen (piano y sintetizadores) y Joseba B. Lenoir (guitarra y sintetizadores)

Dos son los años que lleva en activo Víctimas Club. Banda formada por Joseba B. Lenoir a la guitarra, Pela a la voz, Julen al piano, David a la batería y Osoron al bajo, y que surgió tras la disolución de Sumisión City Blues, banda rocanrollera de gran trayectoria de la que formaban parte David, Joseba B. Lenoir y Pela.

Víctimas Club acaba de lanzar su primer trabajo. Un disco titulado 'El Castigo es colectivo' y que cuenta con nueve temas que combinan melodías Pop y actitud Punk.

El quinteto lo presentará en directo el próximos 4 de marzo en la Sala Hell Dorado de Vitoria-Gasteiz.

Inicios de Víctimas Club

Los inicios de Víctimas Club se remontan a 2019. Ese año el combo de Rock 'N' Roll Sumisión City Blues se despedía de los escenarios tras una trayectoria de diez años. Fue entonces cuando el vocalista Pela y el guitarrista Joseba B. Lenoir hablaron sobre la posibilidad de montar un nuevo proyecto.

"En la última época de Sumisión City Blues había diferencias en la banda. Algunos miembros queríamos tirar hacía un lado y otra parte de la banda hacia otro. Aunque en el escenario la cosa iba de maravilla, no había entendimiento a nivel compositivo.

"Tras la disolución de Sumisión City Blues Pela y yo comenzamos a componer unos cuantos temas. Cada uno aportamos nuestras ideas y dándoles forma es como nació Victimas Club", nos cuenta su guitarrista Joseba B. Lenoir.

Cuando ya contaban con unas cuantas piezas creadas, quisieron completar la banda y para ello contaron con el batería David, con quien también habían coincidido en Sumisión City Blues, con el bajista Osoron, con pasado en bandas como Gose o Anita Parker, y con Julen al piano: "Teníamos muy claro que queríamos contar con la sonoridad del piano en la banda y todo el mundo nos daba muy buenas referencias de Julen Postigo".

Tras algunos ensayos juntos y con las energías renovadas, Víctimas Club se fue al estudio a grabar su primer álbum en marzo de 2020. Pero llegó el Coronavirus y el posterior confinamiento, y todos los planes de la banda se fueron al traste.

El fin de Sumisión City Blues

No fue fácil dejar atrás Sumisión City Blues, los músicos se lo pasaban en grande sobre el escenario y contaban con un buen número de seguidores y seguidoras: "Dio mucha pena poner fin al proyecto. Nos lo pasábamos muy bien en los conciertos y el público ya había conectado con nuestro estilo, haciendo que los directos fuesen una bomba. Pero a la hora de crear nuevas canciones la banda se atascaba y decidimos que era el momento de dar por finalizado el proyecto". "Hay que saber poner fin a las cosas antes de que todo vaya a peor".

En 2019 y tras una década de trayectoria Sumisión City Blues anunció su inesperado adiós.

'El castigo es colectivo', disco debut

Nueve canciones son las que forman el primer trabajo discográfico de Víctimas Club, un álbum grabado por Joseba B. Lenoir en Gakobeltz Hit Faktoria de Durana (Álava) y masterizado por Jonan Ordorika en Mamia Mastering de Azkarate, Navarra. El disco ha sido producido por Joseba B. Lenoir.

Nueve temas que se mueven por estilos como el Pop, El Punk y el Rock: "No buscamos dar a nuestras canciones un estilo concreto. A todos nos gusta escuchar mucha música y nos gustan cosas muy diferentes. Pero si que, teníamos claro que queríamos hacer algo muy directo, con una actitud muy Punk y que se pueda bailar. Queríamos hacer algo para que la gente disfrutase y creemos que lo hemos conseguido". "Nuestras creaciones cuentan con la oscuridad y la toxicidad de las canciones más Punk y, con un espíritu Pop. Por eso lo hemos bautizado Pop tóxico", añade el guitarrista de la banda.

Aunque la pandemia paró en seco la trayectoria de la banda, durante el confinamiento los músicos continuaron trabajando desde casa, cada uno aportó ideas y arreglos, e incluso surgieron nuevas canciones. Pese a la distancia y las dificultades, la banda siguió en marcha.

"Fuimos a grabar las canciones con la euforia de la novedad y con mucha energía. Y que en ese momento tuviésemos que parar de grabar y no poder ni juntarnos ni nada, fue bastante duro". "Lo más complicado, fue mantener viva la llama hasta la grabación de una canción que habíamos creado bastante tiempo atrás. Eso es duro para un músico".

Las canciones de este 'El castigo es colectivo' son oscuras de sonoridad pero de melodías Pop y sus letras están abiertas a que cada persona haga su propia interpretación de las mismas: "Creamos diferentes escenarios con nuestras canciones y su interpretación queda bastante abierta para que el oyente lo pueda interpretar desde su punto de vista o desde su posición en la vida" "Y aunque evidentemente hay referencias a la pandemia por el momento en el que el álbum ha sido creado, en ningún momento se hacen valoraciones ni se cuenta lo que está pasando en la actualidad.

Futuro: Conciertos y nuevas canciones

Aunque el futuro hoy en día es incierto para todos, ahora mismo la banda está centrada en la presentación de sus canciones sobre los escenarios.

Hasta la fecha Víctimas Club ya ha podido ofrecer una serie de actuaciones y próximamente espera retomar una serie de conciertos con los que esperaba arrancar este mes de enero. "Esperamos poder volver a los escenarios en marzo, ofrecer nuestras fechas de Barakaldo y Vitoria-Gasteiz y, presentar el disco como es debido. El concierto del próximo 15 de enero en el Gaztetxe de Bergara parece que sigue para delante".

Julen, Joseba B. Lenoir, Pela, Osoron y David presentarán las canciones de su 'El castigo es colectivo' el próximo viernes 4 de marzo. El concierto de la Hell Dorado arrancará a partir de las 21:00 horas y sobre el escenario les acompañarán Mice y La Reverso.

"Hemos ofrecido tres directos con las nuevas canciones y las sensaciones fueron muy buenas. Teníamos muchas ganas de presentar el nuevo disco y poder ofrecer esos conciertos fue un subidón".

En los próximos conciertos de Víctimas Club el público, también podrá disfrutar de algunas nuevas composiciones que la banda ha creado para un futuro álbum: "Aunque lo que más queremos es tocar, seguimos ensayando y creando. Hemos pre-grabado alguna cosilla con miras a un próximo disco y si no se puede tocar vamos a seguir creando, eso lo tenemos claro".