Cientos de voces se unen en la manifestación contra la violencia machista

25 noviembre, 2018

La manifestación, centrada especialmente contra el sistema judicial, ha incidido de nuevo en las causas estructurales de la violencia machista

Vitoria-Gasteiz y Álava han vuelto a decir hoy no a la Violencia Machista. Una violencia que ha matado a tres mujeres en Álava este 2018: María José, Flor y Sophia. Tres asesinatos que son la muestra más grave de una violencia que, a día de hoy, se sigue expresando en distintos ámbitos. Así lo han denunciado las cientos de personas que han salido a la calle en una nueva manifestación que ha partido del Palacio de Justicia y ha concluido en Fueros.

La marcha de este año estaba centrada precisamente en la respuesta a la "Justicia Patriarcal". De hecho el lema de la pancarta que abría la manifestación era "(In)Justizia Patriarkalaren Gainetik Saretze Feminista". "Estamos hartas, indignadas. asqueadas. Nos quitan la voz y reducen nuestros derechos", ha sido el inicio del discurso, en Euskera y Castellano.

Los asistentes han reclamado "más recursos" contra la violencia machista y "menos minutos de silencio". "Salimos a exigir medidas concretas, pero también un cambio de sistema. Si las instituciones no trabajan para ello nos tendrán delante: las pondremos al mismo nivel que a nuestros agresores".

En el comunicado final ha habido espacio para denunciar las diferentes violencias contra las mujeres: "económica, laboral, sexual, psicológica, patrimonial, institucional,.. La violencia machista, totalmente naturalizada, forma parte de nuestra vida. Las mujeres que hacen el esfuerzo de denunciar son culpabilizadas por un sistema, una judicatura y unos medios de comunicación totalmente machistas".

Las asistentes han reclamado el cumplimiento de las órdenes de alejamiento, condiciones laborales dignas para quienes atienden a víctimas de violencia machista, adaptar los recursos a las necesidades de las mujeres, redefinir la Ley Integral contra la Violencia de Género y tener en cuenta a los movimientos feministas.

Más allá de la violencia física y directa, las denuncias también han ido hacia la brecha salarial, hacia la publicidad sexista, las pensiones y se ha reclamado una "coeducación obligatoria universal que instaure la sensibilización y formación en Igualdad."

Por último, el comunicado ha deneunciado que "en vez de aceptar que es el sistema el que nos violencia, algunos movimientos han intentado acaparar el discurso feminista y los últimos escándalos de la justicia patriarcal". También han asegurado: "El movimiento feminista sabemos mucho de cárceles: la solución no pasa por ella, sino por la co-educación y políticas feministas de calidad".