Vitoria adjudicó en 2005 un contrato a una empresa implicada en Gürtel

12 septiembre, 2013

El PSE ha denunciado hoy que el Ayuntamiento de Vitoria adjudicó a una UTE integrada por Sufi, Lanbide y Escor el contrato de construcción y explotación de la planta de Residuos de Construcción de Gardelegi. Sufi es una empresa propiedad de dos imputados en la Trama Gürtel : Rafael Naranjo y su hijo Gonzalo Naranjo. […]

El PSE ha denunciado hoy que el Ayuntamiento de Vitoria adjudicó a una UTE integrada por Sufi, Lanbide y Escor el contrato de construcción y explotación de la planta de Residuos de Construcción de Gardelegi. Sufi es una empresa propiedad de dos imputados en la Trama Gürtel : Rafael Naranjo y su hijo Gonzalo Naranjo.

Sufi fue coadjudicataria en abril de 2005 de un concurso público para la instalación, construcción y explotación durante 15 años de la planta de residuos de Gardelegui. La UTE estaba integrada por Sufi, que tenía un 50%, mientras que Escor y Lanbide se repartían el resto. En la firma del contrato aparece la firma de Gonzalo Naranjo, imputado en Gürtel por presuntos pagos a la ‘Caja B’ de Correa, según ha denunciado el PSE. La UTE de Sufi se llevó el contrato después de que cuatro de las cinco ofertas presentadas fueran desestimadas por no haber alcanzado la mínima puntuación económica.

El PSE también ha denunciado que Sufi siguió en 2005 el mismo guión que en otras situaciones similares de desvío de fondos públicos. En el caso de la empresa Sufi pagó a Nige (también implicada en Gürtel) 330.600 euros por el asesoramiento de esta operación, según consta en las diligencias previas hechas por el Tribunal de Madrid. Nige es una empresa considerada testaferro y que aparece en la contabilidad B incautada al cerebro de la trama, Francisco Correa. De hecho Nige recibió esa cuantía por parte de Sufi, y en ningún caso del Ayuntamiento de Vitoria, en concepto de “Honorarios devengados en concepto de trabajos de apoyo a la licitación de La Planta de Residuos de construcción y demolición de Vitoria”. Este pago no acredita en ningún caso su procedencia municipal.

En 2005 Sufi es adquirida por Sacyr Vallehermoso, la empresa presidida por Luis del Rivero y una de las empresas constructoras y de servicios más importantes de España.

El PSE también ha criticado que no se les haya presentado aún el expediente del incremento de precios aprobado en 2007 para la planta de residuos. “Poco antes de las elecciones el Ayuntamiento aprueba un incremento de las tarifas de la planta. Lo hace, sin embargo, con un expediente que ahora no aparece en el Ayuntamiento”, ha asegurado la concejala Maite Berrocal. El concejal Manuel Uriarte se ha mostrado hoy dispuesto a facilitar de forma inmediata ese expediente.

En ese expediente se asegura que “el citado contrato establece las tarifas aplicables para el año posterior a su adjudicación, si bien el retraso derivado del estudio requerido por la CAPV para la obtención de licencia, el sobrecoste en la inversión acreditado en la documentación obrante en el expediente y el importe real de la tasa vigente para el vertido del rechazo no peligroso, constituyen circunstancias especiales que justifican y hacen procedente la adaptación de los importes de las tarifas para mantener el equilibrio económico-financiero del contrato al tiempo del inicio de la explotación”.

Por cierto que Manu Uriarte ha asegurado además que  el propio Gobierno socialista aprobó  el 27 de diciembre de 2010 en Junta de Gobierno un incremento de precios para esta misma empresa del 3,73%

Bárcenas puso recientemente a Sufi en el punto de mira tras asegurar que esta empresa pagó 200.000 euros a Génova para conseguir la adjudicación de las basuras de Toledo. Anteriormente, ya en 2010, otra investigación aseguraba que Sufi había pagado un millón de euros a una cuenta en Suiza a cambio de un contrato de limpieza en Madrid.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad