Advertisement
Advertisement

Los otros grandes almacenes de Vitoria en los años 70

31 octubre, 2017

Simago tuvo la primera escalera mecánica de Vitoria, mientras que Galerías abrió en 1976 y poco después tuvo que cerrar dos de sus plantas

Galerías Preciados (Archivo Municipal 1976. S. Arina)

El auge de las grandes superficies no es algo actual. Ya en la década de los setenta en Vitoria se hicieron hueco varios grandes almacenes que transformaron el, hasta entonces, tradicional comercio de la ciudad. Sin embargo, su trayectoria hasta nuestros días no siempre fue exitosa.

Galerías Preciados fue el mayor de los que desembarcaron en la ciudad y lo hizo en la calle la Paz en 1976. La que por aquel entonces era la mayor empresa de grandes almacenes de España tenía establecimientos abiertos en diecinueve ciudades, lejos de su principal competidor El Corte Inglés que solo contaba con siete. Su apertura fue todo un acontecimiento, pero las previsiones de sus promotores se vieron truncadas.

  • Anuncio de inauguración de Galerías Preciados en Norte Expres (sigue leyendo más abajo)

apertura Galerías Preciados

La idea de que la ciudad superaría los 300.000 habitantes en el año 2000, fruto de los años del desarrollismo, no se cumplió. Algunos recordarán como las dos últimas plantas del centro comercial permanecieron cerradas durante varios años hasta que en 1995 el establecimiento fue adquirido por El Corte Inglés junto con el resto de centros de Galerías Preciados.

Pero los propietarios de Galerías no fueron los únicos a los que las previsiones les jugaron una mala pasada. En 1975 abrió sus puertas Woolworth en la calle San Prudencio, enfrente del Teatro Principal. Tras tres años de pérdidas consecutivas, estos grandes almacenes echaron el cierre en 1978. Entre 1976 y 1977 la empresa perdió en Vitoria más de 36 millones de pesetas.

  • Anuncio de apertura de Woolworth publicado en Norte Exprés (sigue leyendo después)

Misma suerte corrió Jaun, que se encontraba también en la calle San Prudencio, en la esquina con Fueros. Este pequeño gran almacén de cuatro plantas se mantuvo hasta la década de los ochenta, pero finalmente también echó el cierre. Al igual que Woolworth, en su lugar se abrieron oficinas municipales hasta su traslado al nuevo ayuntamiento de San Martín.

Calle San Prudencio: En primer plano edificios que fueron derribados para construir Woolworth. Al fondo se aprecia el edificio de Jaun (1973, Alberto Schommer, Archivo Histórico)

Otro establecimiento que también tuvo su repercusión en la época fue Simago, que abrió al público en 1974 en la calle General Álava, donde actualmente se encuentra Carrefour (durante años también fue Champion). La principal novedad de este fueron sus escaleras mecánicas, las primeras que existieron en la ciudad y que marcaron la diferencia con otros supermercados de la época como Miniprecio, que se encontraba situado justo enfrente.