Advertisement
Advertisement

Vitoria-Gasteiz se queda sin ajos en 2020

22 julio, 2020

Vitoria-Gasteiz no tendrá Mercado de Ajos y tampoco habrá ninguna alternativa para productores y clientes

Vitoria-Gasteiz no tendrá mercado de ajos en 2020. Una tradición del Día del Blusa y Santiago, que es cita obligada para miles de alaveses. El Ayuntamiento ha decidido cancelar este evento, sin dar alternativa a clientes ni productores para despachar sus productos. Muchos vitorianos tendrán que buscar otra alternativas para hacerse con las ristras de ajos que difícilmente encuentran en fruterías o supermercados.

La decisión del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz respecto al mercado de ajos contrasta con otros eventos que sí se autorizan, como los mercados semanales de Santa Bárbara, Simón Bolívar y Lakua. El consistorio ha suspendido la feria porque entiende que se celebra en un contexto festivo.

Otros consistorios con ferias similares sí han decidido mantenerlas: Falces celebrará su feria del ajo para el 26 de julio. Y en Zamora se ha trasladado desde la calle hasta un recinto ferial.

En el campo la crisis sanitaria no ha cambiado los hábitos. Se ha mantenido el cultivo de hortalizas. Y los ajos están ya en plena época de recolección. Un trabajo complejo, que se debe realizar a mano. Cuando los ajos se recogen, se trenzan para formar las ristras. Un arte que está cayendo en desuso ante el menor consumo de esta hortaliza.

Tradición en descenso

Cada año se venden miles de ristras en los puestos de ajos de San Francisco y Portal del Rey. La mayoría vienen de Navarra, Aragón, La Rioja o Bizkaia. Los productores de ajos en Álava apenas existen.

En los últimos años el número de puestos que acuden el Día del Blusa ha descendido, hasta acercarse a los 80. Muchos de estos productores intentarán dar salida a su género con la venta a mayoristas. Otros intentarán colocar en distintas ferias el género que este año no venderán en Vitoria. Los productores de Falces, en la Ribera Navarra, venden también su producto en las propias naves.

Este año, por cierto, era obligado cambiar la ubicación del Mercado de Ajos, al estar la zona en obras. Desde el consistorio confirman que la suspensión es total, y que no habrá alternativa ninguna para este mercado tan particular.