Los barrios clásicos de Vitoria pierden un tercio de su población

17 abril, 2022

Todos los barrios interiores de la Circunvalación han perdido población desde el año 2000, pese a que la ciudad tiene hoy un 16% de población más hoy

La población de Vitoria-Gasteiz ha aumentado un 16% desde el año 2000. Sin embargo, todos los barrios consolidados a finales de los 90 han perdido habitantes.

Desde el año 2000 Vitoria-Gasteiz ha 'centrifugado' su población. Es decir: la población ha abandonado los barrios ya construidos y ha marchado a nuevos barrios de la periferia: Lakua-Arriaga, Zabalgana, Salburua, Ali y Aretxabaleta-Gardelegi.

Los barrios periféricos acogen ya a casi 100.000 vitorianos, el 38% de la población

Estos barrios periféricos (por fuera de la antigua Cirvunvalación) acogen ya a 96.000 vitorianos, el 38% de la población de la ciudad. Es cierto que son los barrios con mayor superficie, pero en el año 2000 apenas vivían aquí el 14% de la población de Vitoria-Gasteiz.

La pérdida de población es más pronunciada en los barrios con más personas mayores. La población joven, en su mayoría, ha abandonado los barrios en los que se crio: bien sea para vivir solos o hacerlo en una nueva familia. Es decir: la mortalidad y la emancipación son las causas principales que explican esta emigración. La construcción masiva en los años 2000 y la falta de ayudas suficientes para rehabilitar los barrios de oro también ayudan a la marcha.

El descenso afecta a todos los barrios interiores, donde desde el año 2000 no se han construido viviendas. Gazalbide es el barrio que más cae, con un descenso del 34% en la población: ha pasado de 3.240 a 2.137 habitantes. Le sigue Santiago: hoy tiene 3.258 habitantes frente a los 4.569 del año 2000.

En esta gráfica puedes ver la variación de población en estos 20 años. No aparecen Zabalgana, Goikolarra y Salburua, porque no existían. Y tampoco aparecen las zonas rurales ni Abetxuko, Lakua-Arriaga y Sansomendi, porque han ganado población desde el año 2000.

Curiosamente en el Casco Viejo y el Ensanche el descenso de población es menor. Son dos barrios en los que, en las últimas décadas, se han reformado numerosos edificios, con nuevas promociones. Esto ha atraído también población joven a ambos barrios. Pero además son barrios que ya se habían vaciado en décadas anteriores, y por tanto el descenso ahora es menor. De hecho siguen siendo los barrios con menor número de personas por vivienda.

Habitantes por vivienda

Los nuevos barrios son, además, los que más habitantes tienen por vivienda. Esto se explica por dos cuestiones importantes: son los barrios con mayor número de viviendas habitadas y, además, son barrios en los que viven más familias. En los barrios clásicos los jóvenes ya se han emancipado en su mayoría.