Socorristas y monitores votan la última propuesta para evitar la huelga

9 mayo, 2022

Los sindicatos aprecian un cambio de actitud de la empresa tras dos años sin convenio, a 24 horas de la huelga

La huelga de los Centros Cívicos e Instalaciones Deportivas de Vitoria arrancará este martes, salvo que los trabajadores digan lo contrario a las 22:00 de este lunes. La última propuesta presentada hoy por la empresa se votará esta noche en asamblea. Propuesta que parece recoger algunas reclamaciones de plantilla, tras dos años de negociaciones sin acuerdo. El Ayuntamiento se reunió el viernes con Disport Eki y Aiteko. Aquella reunión del viernes ha generado un "cambio de actitud" en las empresas, según los sindicatos.

Empresas y sindicatos se han reunido este lunes en el PRECO, el órgano de mediación laboral. La empresa ha planteado dos propuestas de negociación del convenio colectivo: la primera no ha convencido a la plantilla, pero la segunda propuesta irá a votación a una asamblea que tendrá lugar a las 22:00. Ahora mismo la huelga sigue convocada para monitores, socorristas y controladores, del 10 al 14 de mayo.

Las principales reivindicaciones de la plantilla son las siguientes:

  • Subidas salariales vinculadas al IPC
  • Reducción de la jornada anual
  • La confección de cuadrantes que eviten desplazamientos e interrupciones
  • Salario mínimo de 1.200 €
  • Plus de antigüedad
  • Disponer de complementos de IT

Disport Eki y Aiteko son las empresas que gestionan los socorristas y las actividades deportivas de los centros cívicos. El Ayuntamiento contrata a estas empresas según las condiciones establecidas. En sus contratos han realizado rebajas económicas de entre el 10 y el 15%,  que Urtaran criticó el pasado viernes: "Igual esa rebaja podría mejorar las condiciones de los trabajadores". huelga monitores socorristas centros civicos

Dos años sin convenio

El sector de Actividades Deportivas de Araba lleva 2 años sin convenio. Pese al tiempo transcurrido y las numerosas reuniones celebradas, no han conseguido llegar a un acuerdo. La propuesta existente hasta hoy era congelar durante dos años los salarios: "Además, las pocas mejoras que proponen, plantean aplicarlas a partir de octubre de 2023", explican.

"La falta de condiciones laborales dignas impide una verdadera profesionalización"

Los sindicatos lamentan: "No disponer de unas condiciones laborales dignas impide una verdadera profesionalización. Hay compañeros y compañeras con salarios mileuristas y con una de las jornadas anuales más largas del territorio. No se compensan los años de experiencia, las baja se penalizan y en muchos casos, los trabajadores están a disposición de la empresa desde la mañana hasta la noche para realizar pocas horas efectivas", afirman.

Los monitores y socorristas ya estuvieron en huelga en agosto de 2020, para reclamar entonces una mejora en las condiciones laborales de los trabajadores. En aquel momento la huelga concluyó sin acuerdo del convenio y desde entonces se mantiene la disputa por la falta de actualización del convenio. Incluso hubo despidos que enrarecieron aún más la relación entre trabajadores y estas dos empresas.

El sector de las actividades deportivas es un sector variado, pero formado en general por personas jóvenes. Muchas de estas personas trabajan por horas, en función de los cursos que realizan. Perciben el salario por las horas trabajadas.

"Esta situación es consecuencia, entre otras cosas, del nefasto sistema de subcontratación que emplean las Administraciones públicas, donde por norma la empresa que presenta la oferta más baja se hace con el servicio. Esto afecta directamente en las condiciones laborales de las trabajadoras, ya que las empresas ofertan de manera temeraria y luego una vez que se hacen con el servicio, no tienen margen para dignificar las condiciones de la plantilla" explican los sindicatos. Sin embargo, el Ayuntamiento se ha lavado las manos en todo momento respecto a estos conflictos. En 2020 insistió en que era un conflicto entre plantilla y empresa.

Si nada lo remedia, la huelga llegará el 10 de mayo a los centros cívicos e instalaciones deportivas de Vitoria-Gasteiz. Están llamados a ella monitores, controladores y socorristas. La plantilla ya demostró en verano de 2020 su fuerza y su capacidad de presión. Las piscinas de Mendizorrotza llegaron a cerrar por falta de personal para poder controlar las piscinas y el entorno. Ahora, a las puertas del verano, la amenaza principal está en los cursos deportivos y las piscinas cubiertas.