Advertisement
Advertisement

Vitoria pierde la subvención de 800.000€ para la obra del muelle de carga de la Plaza Santa Bárbara

26 mayo, 2021

EH Bildu y el PP critican que el consistorio pague la obra con dinero público

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz deberá pagar con dinero público los 1,1 millones de euros para soterrar el muelle de carga de El Corte Inglés. El Gobierno Vasco no aportará los 800.000 euros de la subvención que se negoció en 2017 para financiar la obra por no haberse ejecutado en tiempo.

"El 72% de la obra se financiará con dinero público, la empresa sólo va a pagar el montacargas", ha denunciado EH Bildu. Vitoria-Gasteiz aportará 1,1 millones a estos trabajos, mientras que El Corte Inglés costeará el medio millón restante. El Partido Popular también ha criticado la gestión del gabinete de Urtaran, que "va a pagar con dinero público un millón de euros cuando podría haber pagado sólo 300.000".

Obras

El Ayuntamiento ha licitado ya la obra, que estará finalizada en otoño de 2022. El nuevo muelle de carga y descarga se construirá en la planta -1. Además, los comerciantes de la Plaza de Abastos podrán compartir el espacio para la carga y descarga con El Corte Inglés. El Ayuntamiento liberará una superficie de 640 metros cuadrados en el primer sótano del y 116 metros cuadrados en el segundo sótano del Mercado. Liberará también 125 metros cuadrados en la planta -2 del aparcamiento de Santa Bárbara.

el corte ingles soterramiento carga y descarga

El Corte Inglés, por su parte, habilitará un paso de vehículos y mercancías y también desarrollará las nuevas instalaciones, con cerramientos, medios de elevación y demás elementos necesarios para el uso del nuevo muelle.

Estas obras, sin embargo, no eliminarán del todo el tránsito que genera El Corte Inglés en la Plaza Santa Bárbara. El vado que tienen actualmente a cota cero se mantendrá para labores logísticas. El cambio, será que este espacio tan solo lo podrán utilizar los vehículos ligeros de transporte de mercancías y las furgonetas que no superen los 3.500 kilos.

Pese a que no se eliminará todo el tráfico, el Ayuntamiento sostiene que esta obra evitará el paso de más de mil camiones al año por esta plaza.