Vitoria rechaza un uso sociocultural para Maturana-Verastegui

20 junio, 2022

El Ayuntamiento trabaja en su restauración y confía en obtener fondos para dedicarlo a fines turísticos y empresariales

El palacio Maturana-Verastegui no tendrá un uso sociocultural, como reclamaban los vecinos del Casco Viejo. El Ayuntamiento de Vitoria ha rechazado esta posibilidad para dotar de vida a un inmueble vacío y en desuso. Su intención es dedicar este inmueble a fines más turísticos y empresariales, para lo que aguardan a que los Fondos Europeos les destinen los 2,8 millones de euros que han solicitado.

Esta finalidad echa por tierra la propuesta de Gasteiz Txiki. Su idea de crear un centro sociocultural daba respuesta a las necesidades del barrio. Así, "facilita la integración de personas de otras culturas y mejora la calidad de vida de las personas del barrio". Además, con esta iniciativa pretendían suplir la "saturación del centro cívico Aldabe, sobre todo en la zona que usan las personas mayores, que se mecla con la zona recreativa de los críos y genera problemas".

Desde Gasteiz Txiki valoraban la opción de que la propia asociación gestionara este inmueble. "Así se liberarían los locales actuales que tienen muchas deficiencias".

Sus palabras han encontrado el respaldo de EH Bildu y Elkarrekin, que han valorado la "importancia de escuchar al barrio" y han reclamado al Goberno municipal "que recoja este guante y estudie esta posibilidad".

palacio maturana verastegui vitoria

Sin embargo, Igor Salazar, concejal socialista, ha recordado que hay una petición de 2,8 millones de euros a los Fondos Europeos, para crear "un espacio de economía circular". Además, ha señalado que, en el entorno del Casco Viejo, ha tres centros Bizan "en 500 metros", así como recintos residenciales y de alojamientos para personas mayores "en un radio de 6 minutos".

Trabajos de conservación

Por su parte, Ana Oregi ha incidido, como en anteriores ocasiones, en los trabajos que desarrollan para conservar el edificio. "Estamos quitando las estructuras o partes dañadas, recuperando su estabilidad, porque nos preocupa su estado de conservación", ha recalcado.

"Es un edificio muy complicado por su accesibilidad. Son tres  edificios de diferentes épocas históricas que se envuelven para dar sensación de unidad", ha señalado la teniente de alcalde. "Cada uno está a una altura diferente porque la calle está en cuesta. Mantener el grado de conservación es complicado, así como dar respuesta eficiente a accesibilidad y más para pesronas mayores", ha advertido.

Para Gasteiz Txiki, el objetivo municipal es el de "privatizar" Maturana-Verastegui, y aseguran que pondrán el foco "en otros palacios".