Advertisement
Advertisement

Vitoria tendrá 28 millones de euros menos de lo previsto para gastar

20 octubre, 2020

El parón económico ha desplomado la recaudación de la Hacienda de Álava y por ello hay menos dinero para poder gastar

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ingresará 28,8 millones de euros menos este 2020 por el Fofel. El Fofel es el principal ingreso del Ayuntamiento: es la aportación que realiza la Hacienda alavesa a los Ayuntamientos. A comienzos de 2020 se preveía ingresar 177 millones de euros por el Fofel, pero finalmente serán menos de 150 millones de euros.

Esta menor recaudación conllevará los lógicos recortes. Algunos de ellos tienen relación directa con la pandemia. Es el caso de las fiestas de Vitoria, eventos culturales u otras partidas que no se han podido desarrollar por la pandemia. En otros casos será el gobierno PNV-PSE quien priorice qué partidas se recortan o desaparecen. Y cuáles se mantienen.

El descenso de 28 millones es inferior a lo previsto inicialmente

Eso sí, el descenso de 28 millones de euros será inferior a los 45 millones de euros que se preveía inicialmente en el comienzo de la pandemia. “La recaudación por Fofel va a bajar bastante menos de lo que esperábamos en marzo y en septiembre. Sigue siendo, en cualquier caso, una importante caída de ingresos, pero es una buena noticia porque va a permitirnos que no tengamos que hacer más que pequeños ajustes para lo que resta de ejercicio económico”, ha señalado Iñaki Gurtubai.

El concejal de Hacienda ha recordado que en su momento el Ayuntamiento tuvo que habilitar un significativo volumen de retenciones de crédito en el Presupuesto 2020. Es decir: lo que en su día se anunciaron como retenciones no serán siempre recortes: algunas partidas se podrán reactivar.

Igualmente, el Ayuntamiento ya cuenta con la previsión de ingresos derivados del Fofel para el próximo año, cifrada en 163,15 millones de euros. Esto supone un descenso del 8,42% respecto a la previsión de 177 millones de euros fijada inicialmente para 2020.

Gurtubai aboga por recurrir el año que viene al mínimo endeudamiento posible respecto a la capacidad que ha concedido a los ayuntamientos la Diputación Foral de Álava. “Este Gobierno no tiene la menor intención de dejar un problema económico inasumible para las corporaciones que gestionen la ciudad en el futuro”, ha concluido.