VÍDEO+FOTOS: Vitoria vive un 'simulacro' de accidente nuclear

8 febrero, 2015

El foto antigaroña continúa así con la campaña iniciada con la colocación de bandos en los portales

image[yinstagram hashtags="#simulacroradioactivo"] [ot-video][/ot-video] La Virgen Blanca ha acogido hoy un 'simulacro' de emergencia nuclear para volver a denunciar la inminente reapertura de Garoña. Se trata de una performance y la segunda parte de la campaña iniciada hace dos semanas con la colocación de carteles y bandos informativos en los portalers de la ciudad.

El objetivo de esta performance y de los bandos es "visibilizar las trágicas consecuencias que la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña podría tener en la ciudadanía de Gasteiz, ateniéndonos a las experiencias de su hermana gemela Fukushima y de Chernobil".

Estas acciones se enmarcan dentro de la campaña que, que bajo el lema “Desenchufate de Garoña” pretende "reforzar la activación social y la presión hacia los responsables de la reapertura (Iberdrola y Endesa), a la vez que empodera a la ciudadanía".

En ese sentido, esta nueva dinámica busca difundir quiénes son los responsables de quienes pretenden reabrir la central. "Garoña tiene dueños: Iberdrola y Endesa. Ambas corporaciones (verdes por fuera, negras por dentro), multiplican sus beneficios mientras se muestran indiferentes ante nuestras vidas, nuestro entorno, medio ambiente, nuestras necesidades, derechos y voluntades".

Será una concentración que emulará un "simulacro de emergencia nuclear en la plaza de la Virgen Blanca. El propósito de esta acción será visibilizar las trágicas consecuencias que la re-apertura de la central nuclear de Santa María de Garoña podría tener en la ciudadanía de Gasteiz, ateniéndonos a las experiencias de su hermana gemela Fukushima y de Chernobil. Que nadie se quede en casa por el frio y nieve previstos para el Sábado, parar Garoña está en nuestras manos".

Éstas y próximas acciones van a conformar toda una campaña, que bajo el lema Desenchúfate de Garoña pretende "reforzar la activación social y la presión hacia los responsables de la re-apertura (Tanto el PP, como especialmente Iberdrola y Endesa), a la vez que empodera a la ciudadanía, proponiendoles un compromiso tan sencillo como importante: El cambio de compañía. El peligro al que nos van a someter tiene responsables concretos, y creemos que la ciudadanía puede ser un activo para pararles".