Un matrimonio con cuatro hijos será desahuciado de su vivienda de Alokabide

10 abril, 2016

El Ayuntamiento asegura que les ha ofrecido una “alternativa habitacional”, pero la familia lo niega

El calendario de Ana Belén y su familia tiene marcado en rojo una fecha tope que está a la vuelta de la esquina. A las 12 del mediodía del próximo miércoles esta vecina de la calle Arriagana, en Abetxuko, será desahuciada junto a su marido y sus cuatro hijos menores de edad de la vivienda de Alokabide donde reside desde hace “cinco años” en régimen de alquiler protegido. Así lo confirma una sentencia firme y contra la que no cabe recurso de los juzgados de Vitoria. La deuda con Alokabide asciende a cerca de 9.000 euros.

El matrimonio está en paro. Ana Belén, que el jueves pasado se citó con una asistente social para buscar una solución a su problema, insiste en que “desde el Ayuntamiento no nos han dado todavía ninguna alternativa a cargo de los servicios municipales. Y no puedo irme a la calle con mis cuatro niños”, uno de 13 años, otro de 12 y dos gemelos de 5.

Sin embargo, un portavoz autorizado del Consistorio subraya a Gasteiz Hoy que “en la calle no se van a quedar. En la reunión que mantuvo el jueves pasado con la trabajadora social se le ofreció, precisamente, una alternativa habitacional”. Hoy mismo el Ayuntamiento ha insistido en que sí se les ha ofrecido una vivienda, pese a que Ana Belén lo niega.

“Le pedí a la asistente que me proporcionen un piso de emergencia, pero me respondió que mi situación no reúne las condiciones necesarias para poder optar a este tipo de vivienda”.

  • Atendidos por el Ayuntamiento

Las mismas fuentes del Ayuntamiento aseguran que el de Ana Belén y su familia constituye “un caso atendido desde hace tiempo” por los servicios sociales a través de “valoraciones periódicas” y que recibe “apoyos económicos municipales”, sin precisar cuáles. Ana Belén explica que “hace un año me dieron unos 1.200 euros en concepto de Ayudas de Emergencia Social”, que son gestionadas por el Consistorio pero financiadas por el Gobierno vasco. “Este dinero nos permitió saldar parte de la deuda con Alokabide y paralizar un primer intento de desahucio”.

Ana Belén paga “260 euros al mes, comunidad incluida”, por su vivienda de Alokabide. “Demasiado dinero”, en su opinión, “por un piso de estas características y en mis circunstancias”. En estos momentos, adeuda “unos 9.000 euros. Es imposible que los pueda pagar, aunque ya no serviría de nada, porque la sentencia es firme”. Por ello, reclama que el Ayuntamiento ponga a su disposición un piso de emergencia social fuera de las viviendas de Alokabide en la calle Arriagana. “Los vecinos de Abetxuko evitan pasarse por esta zona. Aquí hay muchos problemas y no quiero que mis hijos crezcan en este ambiente”.

  • RGI y subsidio

Según ella, su familia se ha mantenido con “los 426 euros mensuales del subsidio por desempleo que le dan a mi esposo. Con ese dinero nos las hemos tenido que apañar seis personas durante bastante tiempo, y no nos salían las cuentas”. Ana Belén añade que “hace dos meses me concedieron la Renta de Garantía de Ingresos, que suman otros 490 euros a la ayuda de mi marido”. Por eso, “la asistente social nos animó a que buscáramos un alquiler en una vivienda particular. Ya lo hemos intentado, pero el problema es que si no presentas contrato de trabajo ni nóminas nadie se fía. Da igual que recibas ayudas sociales, la gente sabe que te las pueden quitar y no se arriesga”. Además, sus hijos gemelos de 5 años cuentan con “una beca de comedor” en su centro educativo.

Antes de reclamar una solución a la asistente social Ana Belén llamó “unas ocho veces a Alokabide, sin obtener respuesta”. También “acudí hace una semana al Servicio Municipal de Urgencias Sociales” del Ayuntamiento. Incluso “contacté con Javier Maroto”, explica mientras enseña la breve conversación que, según ella, mantuvo en WhatsApp con el portavoz del PP en el Gobierno local. En ambas consultas la respuesta fue la misma: “Que contactara cuanto antes con un asistente social”, explica esta vecina de Abetxuko.