Ensanche 21 investigará los contratos de la Arich tras el misterio de la casa sin dueño

22 noviembre, 2016

Podemos reclama una comisión de investigación

El Ayuntamiento analizará uno a uno los contratos alcanzados y suscritos entre la Arich y diversos vecinos, comerciantes o instituciones. La denuncia del Síndico sobre la 'casa sin dueño' en la Calle Chiquita ha reabierto el debate sobre las prácticas de esta agencia, y el oscurantismo existente en torno a ella.

Gorka Urtaran ha anunciado esta tarde la realización de un análisis detallado de todo lo cerrado en la Arich. Esta agencia se dedicó a la revitalización del Casco Viejo, aunque también fue motivo de crítica por parte de los vecinos.

Las irregularidades denunciadas en 2011 y 2012 por EH Bildu y otras organizaciones llevaron entonces a su cierre, y Ensanche 21 asumió sus activos. Ya entonces se realizó un análisis de la sociedad, pero aún siguen saliendo sorpresas en los despachos.

El objetivo de la investigación es tener todas las garantías de que la extinta sociedad no tiene ninguna cuenta pendiente con ninguna comunidad de vecinos del Casco Medieval, comprobar que todas las operaciones están resueltas y cerradas correctamente y descartar que no existen más casos como el que ha trascendido recientemente de la calle Txikita.

Los consejeros de PNV, PSE-EE y PP en Ensanche 21 han acordado encomendar a los auditores de cuentas de la sociedad la realización, bajo la dirección y coordinación del Interventor General y el secretario del consejo de la sociedad, de un informe exhaustivo sobre las ayudas a la rehabilitación y otros gastos concedidas por la extinta ARICH y su correlación con la necesaria justificación documental de los citados pagos.

Podemos va aún más allá y reclama que este estudio de las actuaciones se realice en una comisión de investigación en la que se encuentren representados todos los partidos políticos con representación institucional y a la que se convoque, en caso de necesidad a consejeros y/o trabajadores de la empresa pública cuando ésta estaba activa.

“No se puede permitir que ni un solo euro de dinero público desaparezca, que no se sepa en qué se ha invertido o se desconozca el acuerdo adoptado”- ha matizado Juan Cerezuela, concejal del partido de los círculos en Vitoria-Gasteiz.

“No entendemos que, en el seno de una institución, nadie conozca qué pasó, ni mucho menos que la solución fuera disolver la empresa pública de revitalización del casco medieval sin más explicaciones, cuando tal y como se está conociendo, existieron irregularidades y sin garantías ni para los vecinos, ni para los trabajadores”-. ha apuntado Cerezuela.