Viviendas para enfermos mentales de Álava cierran por falta de financiación, denuncia el PP

25 abril, 2022

Desde 2020 no se concede la RGI a personas con enfermedad mental empadronadas en viviendas comunitarias

El PP ha denunciado el "cierre constante de viviendas para personas con enfermedad mental en Álava". La portavoz adjunta de Populares Alaveses en las Juntas Generales de Álava, Ana Morales, asegura que estos cierres tienen que ver con el fin de la RGI para estas personas, lo que hace "inviable" este tipo de viviendas.

Asimismo, Morales ha señalado que la Diputación Foral de Álava sigue sin crear nuevas plazas residenciales con casi 50 personas en lista de espera. Actualmente el único proyecto en marcha es una residencia para mayores con enfermedad mental en Sansoheta. La portavoz adjunta en la cámara foral ha incidido en que “es un abandono total”. En un momento en el que, además, cada vez son más los problemas relacionados con la enfermedad mental que están al alza como consecuencia de la pandemia.

Según el PP "cada mes entre 4 y 5 personas pierden el derecho a la RGI y muchas de ellas acaban en la calle, en lonjas abandonadas”, ha apuntado Morales. Además ha añadido que “se está produciendo un cierre constante de viviendas comunitarias para estas personas con enfermedad mental porque sin RGI cada vez son menos quienes pueden pagar estos alojamientos, lo que provoca cierres por la falta de viabilidad”. La portavoz adjunta popular ha denunciado que estas personas tienen que vivir en alojamientos “más precarios, sin seguimiento médico ni atención específica”.

Por ello, el PP ha pedido agilizar la reforma de la Renta de Garantía de Ingresos para que las personas con enfermedad mental la cobren. Además, los populares alaveses han pedido que la Diputación Foral de Álava cree y concierte más plazas residenciales para las personas de este colectivo.