Advertisement
Advertisement

Volvió a salir cruz

15 abril, 2012

El Baskonia cae en Manresa en el último segundo y se despide de la tercera posición

Se barruntaba entre semana. El equipo baskonista alterna una de cal y una de arena constantemente y esta semana, no ha sido una excepción. El Caja Laboral cayó en Manresa, merecidamente, en un partido que se decidió en los instantes finales (72-70).

De sobra conocido era la dificultad de la cancha manresana. El Nou Congost es una pista incómoda y ruidosa. Los jugadores manresanos se crecen en ese ambiente y resultan un equipo muy competitivo. Dusko, de inicio, no presentó novedades en el quinteto y tan sólo la presencia de Milko Bjelica resultó algo sorprendente. Lo que si resultaron sorprendentes fueron las rotaciones a lo largo del partido.

Los primero 20-25 minutos resultaron muy igualados. El Assignia Manresa inició con muchas ganas y logró anotar 16 puntos en cinco minutos. Baskonia reaccionó, cerró mejor su tablero durante el segundo periodo y le fue cogiendo el tono al partido para llegar al descanso con un 35-35.

El paso por el vestuario activó a pilares manresanos. Hanga, Asselin junto con el omnipresente Doellman, empezaron a tirar del carro y el partido enloqueció con acciones más rápidas y descontrol. Por parte baskonista, destacaba el acierto de Teletovic, principal arma ofensiva del Caja Laboral pero con cierta falta de intensidad defensiva. Precisamente, buscando ese paso adelante en defensa, Dusko tiró muchos minutos de la pareja exterior Oleson-Ribas, en favor de Nocioni que, sorprendentemente, sólo jugó 15 minutos.

Con 56-53 se llegó al último cuarto y Manresa, más crecido y confiado, rompió el partido. Las distancias se marcharon hasta los 8-9 puntos y la victoria parecía estar en el zurrón local cuando los arrestos y el orgullo baskonista permitieron la remontada, culminada con un 2+1 de Nemanja Bjelica. Con empate en el electrónico, Dusko decidió hacer falta. Doellman falló el segundo y Lampe fue objeto de falta en el rebote. El poste polaco, que volvió a gozar de un protagonismo muy reducido para lo que se le presupone y tan sólo 14 minutos en cancha, sólo acertó con uno de sus dos tiros y Doellman se volvió a marchar a la línea en una apuesta convencida del Caja Laboral, por tener la posibilidad de disponer de la última posesión. Doellman, en esta ocasión, anotó los dos tiros libres. Tiempo muerto y último ataque baskonista con dos abajo. En la jugada clave Prigioni se queda sin bote, consigue hacer llegar el balón a Teletovic, que bien defendido por Asselin, se juega un complicado triple que se queda corto. Lampe capturó el rebote pero su tiro forzado tampoco llegó a nada y el Nou Congost explotó: victoria manresana.

La semana pasada salió cara y esta salió cruz. La conclusión es clara: este equipo no consigue consistencia y se antoja complicado que la vaya a obtener vista la irregularidad de sus piezas y la variación en la asignación de roles que hay de partido a partido. Tras perder en Alicante, se ganó al Real Madrid, para caer después en Manresa.... la segunda posición es una quimera. Hay que prepararse para un playoff en el que se partirá desde la tercera posición.