Advertisement
Advertisement

Una vuelta al cole "presencial" e incierta

19 agosto, 2020

El Gobierno Vasco delega los planes de actuación en los colegios y provoca las críticas de los sindicatos

El Gobierno Vasco intentará que las clases estén llenas de alumnos este 7 de septiembre. Así lo ratificó este martes Cristina Uriarte. La consejera de Educación repitió las palabras que su compañera Arantxa Tapia dijo el lunes: "nuestro objetivo es que el curso comience de manera presencial en todas las etapas". Eso sí, los protocolos para conseguir esto "aún están decidiéndose".

A falta de casi 20 días para que comience el curso, el Gobierno Vasco no tiene una directriz clara sobre cómo va a ser esta vuelta al cole. Sí que anunció que gran parte de la responsabilidad iba a recaer sobre los propios colegios e ikastolas. "Todos los centros tendrán que elaborar un plan general de actuación interna para organizarse y coordinarse en los posibles escenarios. También deberán hacer un plan de contingencia con las medidas a tomar para contener y prevenir el virus".

De hecho, el Gobierno Vasco maneja diferentes escenarios: el primero sería el ideal, con una educación 100% presencial. En caso de que no fuera posible se pasaría a un modelo mixto, compartiendo clases presenciales con otras online. Y el último, el peor de ellos, pasarse a un modelo 100% digital.

Horario continuo de mañana en Secundaria

Además, el 95% de los centros han respaldado adoptar un horario continuado de mañana para la Educación Secundaria, con las tardes libres. De esta manera las tardes quedan como válvula de escape para posibles cambios de horario por organización, desdoble de aulas u otros problemas logísticos.

Desde el Departamento de Educación ya planean hacer grupos pequeños de alumnos por aula, que eviten mezclarse con niños de otras clases. Especialmente en Primaria e Infantil, edades más difíciles de controlar.

Aquí surgen los problemas: habrá centros que dispongan tantas aulas para favorecer las separaciones ni de personal docente para estar al cargo de los menores. Uriarte asegura que se analizará la situación de cada colegio para ver el personal e infraestructura disponible, y que se contratarán más profesores en los casos que sean necesarios.

De cualquier manera, aún son más incertidumbres que certezas las que rodean al próximo curso escolar. Lo único claro es que se han prohibido las actividades que incluyen pernoctación, como los barnetegis. Y por supuesto, que la mascarilla y el gel hidroalcohólico serán indispensables en cada aula.

Los sindicatos reclaman unidad

Debido a estas incertidumbres los sindicatos ya están reclamando más pautas al Gobierno Vasco. LAB denuncia que estas propuestas anunciadas por la consejera se han presentado "mal y tarde, sin consenso y repletas de improvisación. Los responsables de educación de la CAV no se han reunido con la representación de la plantilla desde junio para negociar y acordar la medidas que hay que adoptar, y no se ha utilizado el verano para trabajar el diseño del curso".

También critican que deleguen en cada centro los protocolos de organización y de actuación, en vez de optar por un plan uniforme para todos los colegios e ikastolas.

Además, piden al Gobierno Vasco que baje el ratio de alumno por aula, especialmente en edades de 0 a 3 años. "Si en mayo fueron posibles grupos con 15 alumnas y alumnos no entendemos cómo ahora se establecen en grupos de 23, 25 0 30". Por último, abogan por una mayor contratación de personal de la que tendría prevista el Gobierno Vasco.