Advertisement
Advertisement

Cierra el bar Zabaltegi del parque de Judimendi

1 diciembre, 2021

La concesión del Ayuntamiento a Zabaltegi terminó el 27 de noviembre

Zabaltegi Judimendi bajó la persiana el sábado 27 de noviembre tras 20 años de servicio. Y es que a la sociedad de inclusión IRSE-Zabaltegi se le ha acabado la concesión otorgada por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Con un cartel en sus cristales, los dueños del bar daban las gracias por los momentos compartidos "a todas las personas que hemos hecho posible este proyecto".

cierre-zabaltegi-judimendi

Desde IRSE Araba han rehusado hacer declaraciones tras el cierre del bar del Parque de Judimendi. Por otro lado, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz hará una revisión del local para ver "en qué condiciones deja las instalaciones". El resultado de esta revisión permitirá preparar la nueva licitación de la concesión de este recinto hostelero.

Este cierre se une al del Parque de la Florida hace más de un año. En esa ocasión, Zabaltegi advirtió al Ayuntamiento que no quería seguir con las condiciones que tenía. Desde entonces, la cafetería y el restaurante del Parque de la Florida siguen cerrados. El Partido Popular ya le pidió a Urtaran que “no deje morir” estas terrazas porque son “grandes oportunidades para ofrecer a la hostelería”.

Tras el cierre de la cafetería y restaurante de La Florida, Ildefonso Urkijo, gerente de Zabaltegi, comentó que "somos una empresa de inserción, con un concepto formativo. La gente entra aquí para poder facilitar el ingreso al mercado y a otros establecimientos. Nuestro objetivo es colocar a la gente". La empresa gestiona además las cafeterías de Ataria y las de las residencias Ajuria y Zadorra.

Proyectos fallidos

Son varios los proyectos de cafeterías con estas características que no han funcionado en Vitoria-Gasteiz. El Mineral, el proyecto fallido para montar un bar-restaurante en la azotea del Palacio Europa, o la terraza de Abastos son algunos ejemplos claros.

Otros de estos negocios que también tuvieron dificultades para arrancar fueron los casos de la cafetería de la estación de autobuses y sobre todo de Falerina Tabernaaunque estos dos proyectos cuentan actualmente con una clientela fiel.