Advertisement
Advertisement

Las mujeres y los menores podrán bajarse del Gautxori fuera de las paradas

6 julio, 2018

La medida se implantará primero en la línea G-3 de Zabalgana

Las mujeres y los menores de edad podrán bajarse en diferentes puntos del recorrido del Gautxori y no solo en las paradas. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha anunciado hoy esta medida, que Tuvisa ofrecerá desde el próximo 4 de agosto. Estos dos públicos podrá bajarse bien en las paradas que forman parte de las líneas diurnas o en puntos intermedios del recorrido que sean seguros. El objetivo es que las mujeres puedan llegar seguras a sus casas durante la noche. paradas gautxori

Este servicio tendrá una primera prueba en la línea G-3, que va desde la Catedral hacia Ariznabarra y Zabalgana. Presta servicio los viernes, con frecuencias de 30 minutos y un horario de 23.00 a 6.00 horas. Los sábados y vísperas de festivos la línea funciona de 00.00 a 7.00 horas, con idéntica frecuencia.

“Se trata de una zona que cuenta con alta demanda y una población joven, además de tener calles amplias y un recorrido largo”, ha explicado la presidenta de Tuvisa, Itziar Gonzalo. La idea del Ayuntamiento es realizar una prueba piloto en esta línea durante y después de las fiestas de La Blanca, y si funciona bien implantarla progresivamente en el resto de Gautxoris.

Además de las paradas típicas de esta línea, las mujeres y los menores también podrán bajarse en las siguientes paradas: Castilla 36, Castilla/Etxezarra, Mariturri/Reina Sofía, Naciones Unidas Mariturri, y Adriano VI/Bastiturri. También en otras ubicaciones de Portal de Castilla, Reina Sofía, Bulevar de Mariturri, Derechos Humanos, Naciones Unidas y Pedro Asúa.

Existen dos opciones: bajarse en una parada diurna o hacerlo entre paradas, en lugares "sin peligro"

La segunda opción es la de bajarse en puntos no habilitados para que inicialmente pare el Gautxori. Para ello, las personas que deseen bajarse entre paradas deberán pedírselo al conductor o conductora con una parada de antelación. Después, deberán situarse en la parte delantera del autobús y bajar por esa salida.

Este tipo de desembarques se llevará a cabo en condiciones "que no supongan ningún peligro", según aclara el Ayuntamiento. Deberán ser en lugares con acera y a más de cinco metros de alguna esquina o cruce. No podrán parar en isletas, medianas, pasos a nivel, pasos para ciclistas, pasos de peatones o rebajes de aceras. Tampoco en puentes ni bajo ellos, ni en pasos elevados. No estará permitido obstaculizar salidas y accesos a viviendas ni dificultar la visibilidad de otros vehículos.