Abierto por ley

| 29 diciembre, 2011

Silban vientos pioneros procedentes del centro de la península y nada tienen que ver con los temporales que anuncian el invierno. Vienen fieros, un buitre más a combatir, piensa un porcentaje de la población. Otro, sin embargo, espera con los brazos abiertos a que esta ráfaga cargada de polémica y contrates se expanda por todo el […]

Silban vientos pioneros procedentes del centro de la península y nada tienen que ver con los temporales que anuncian el invierno. Vienen fieros, un buitre más a combatir, piensa un porcentaje de la población. Otro, sin embargo, espera con los brazos abiertos a que esta ráfaga cargada de polémica y contrates se expanda por todo el país al igual que un gas invade un laberinto. Arrecia galerna.

La libertad total de horario en el comercio viene de la mano de Esperanza Aguirre y supone un cambio de escenario, un giro a las reglas de juego, un movimiento de ficha brusco que, beneficioso o perjudicial, encontrará vencedores y vencidos. Hagan juego, debe pensar la presidenta de la Comunidad de Madrid, o, hagan exactamente lo que quieran pero bájenme el paro como sea. ¿Es esta la fórmula?, o consiste en poner aquí para quitar allí.

De entrada, los pequeños comerciantes se muestran tajantes, sin resquicio para la duda, convencidos: “La libertad de horario nos daría la puntilla“. Pero, ¿cuál es la situación real del comercio en Vitoria?:

Antes de entrar a profundizar, a groso modo, confirmamos que las ventas en el sector no pisan el freno desde el 2008 y, que el gasto en consumo final, sigue descendiendo como consecuencia del aumento incesante del desempleo y de la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores, debido, a que la inflación es superior al aumeto de los sueldos. Malos augurios para el sector, pero, entremos en detalles.

Sólo en Vitoria, 10.600 personas trabajan en el comercio minorista, el 7% de los trabajadores alaveses. Todos ellos regentan un total de 2.954 comercios, entre los que se incluyen las grandes superficies. La crisis no está mermando el número total de establecimientos, que se mantiene prácticamente invariable en los últimos años.

El 25% de la superficie comercial de Vitoria lo ocupan tan sólo 74 establecimientos: los bazares, hipermercados, centros comerciales y grandes almacenes. El resto se lo reparten, principalmente, las cerca de 800 tiendas de alimentación, 566 de moda y otras 550 de equipamiento de hogar.

Comparativa entre pequeño y gran comercio

Según el Informe de Coyuntura del Comercio Minorista de Vitoria y, tal y como refleja la tabla, la crisis está haciendo mucho daño al comercio, sea del tamaño que sea. Las ventas bajan con respecto a los años anteriores y, quizás lo peor, no se aprecia una desaceleración del descenso, ya que la mejora en 2010 ha quedado enterrada por el notablemente negativo 2011. Aún así, el pequeño comercio sale más golpeado y durante los últimos 3 años se ha dejado por el camino el 13’45% de las ventas, mientras que su hermano mayor, ha cifrado su descenso en el 10’1%.

Desmenuzando más el gráfico de constantes vitales que está dibujando el comercio en nuestra ciudad, no pasa por alto, que los establecimientos más vilipendiados son los referentes al equipamiento del hogar, lo que va en sintonía con el desplome del mercado inmobiliario y con el cambio de hábito de los consumidores en relación a algunos productos. Estos motivos han llevado al cierre al 8% de estos comercios en 2011 aunque, sorprendentemente, la superficie total de suelo que ocupan los comercios de equipamiento del hogar ha ascendido en 2.275 metros cuadrados. Dura evidencia de que las grandes superficies están engullendo al pequeño comercio, al menos en esta rama.

Si echamos un vistazo a la evolución del empleo en el mundo de los comerciantes vitorianos, hay un dato que capta la atención. A finales de 2011, los trabajadores por cuenta ajena alcanzaban los 7.749, la cifra más baja de los últimos 3 años. Mientras tanto, la cifra de los trabajadores autónomos se alzaba hasta los 2.841, la cifra más alta de los últimos 3 años.

¿Qué nos indican estos datos?. Conviene analizarlos bien, ya que parecen enviar señales opuestas a lo que, a priori, fomentaría la libertad total de horarios. Y es que, por un lado, las grandes superficies son las que más capacidad de contratación albergan, sin embargo, según los datos, esto no se está produciendo porque los trabajadores por cuenta ajena bajan. Por otro lado, la libertad de horario beneficia, en teoría, a los comercios más grandes, ya que cuentan con más personal, lo que les permite ser más flexibles a la hora de ampliar el horario. Pero los datos dicen que lo que está generando empleo son los pequeños comercios que están siendo abiertos por emprendedores que, empujados por la situación, están engrosando el número de autónomos que, en 2011, llega a ser el 26’8% de los trabajadores en el comercio.

Por tanto, ¿Sería la libertad de horario una solución para bajar el desempleo?. ¿Disminuiría o aumentaría la vida comercial de la ciudad?. ¿La libertad de horario significaría directamente que los comercios abrirían más horas?. ¿Aumentaría la demanda por encima del aumento de los gastos que esta libertad conllevaría?

En cualquier caso, parecen muchas preguntas de dudosa respuesta, que para muchos implicados, vienen a sumarse a una espiral de dificultades y circunstancias que convierten al pequeño comercio en presa fácil del fracaso. Los depredadores afilan sus garras y perfilan sus ansias de conquista. No obstante, quizás no sea tan sencillo señalar al lobo, porque las amenazas se dispersan, se cuentan por pares.

La libertad de horario y la presión que las grandes superficies ejercen sobre el pequeño comercio, no son las únicas amenazas que este sector deberá capear si quiere salir airoso y con salud para rato. La amenaza virtual y las dificultades para subirse a este medio constituyen una auténtica espada de Damocles para un porcentaje importante de los comercios. Internet es el presente y el futuro, llega a todos los rincones sin necesidad de moverse de casa y, actualmente, es el único medio con capacidad para destapar nichos de mercado.

Sin duda, la libertad total de horario será un tema candente y pendiente en un 2012 que empieza en un suspiro. Además, la próxima apertura de Opencor en Vitoria, publicado en exclusiva por GasteizHoy el pasado martes, fomentará el debate sobre el comercio, los horarios, y el rumbo que toma nuestra Green Capital a las puertas del nuevo año.

[poll id=”18″]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

gasteiz hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.