El Alavés sobrevive al empuje del Villarreal y confirma su buena dinámica

| 21 abril, 2021

El Alavés consigue la segunda victoria consecutiva, y acumula tres partidos sin perder (2-1)

ALAVÉS
VILLARREAL
2
1
  • 1-0: Joselu Mato (17′)
  • 1-1: Paco Alcácer (50′)
  • 2-1: Édgar Méndez (80′)

El Alavés confirma su buena dinámica ante el Villarreal y suma su segunda victoria consecutiva. No sin esfuerzo, y es que el Villarreal puso a prueba de todas las maneras posibles la defensa alavesista. Joselu y Édgar marcaron para dar la victoria a los albiazules, pero el mejor estuvo en el otro lado del campo: Pacheco volvió a ser el gran salvador del equipo.

alaves villarreal joselu mato

Así remató Joselu el gol del 1-0 desde el área pequeña. Foto: La Liga

Los de Calleja se adelantaron en el marcador tras unos buenos primeros minutos. Pero después tuvo que sufrir. El Villarreal acosó, atosigó, agobió y bombardeó al Deportivo Alavés durante muchas fases del encuentro. Pero este Alavés ya no es el mismo que hace un mes. La solvencia, el acierto en ataque y la creencia de que ganar a cualquiera es posible hicieron que los de Calleja pudieran llevarse los tres puntos ante uno de los mejores equipos de La Liga.

Tras la llegada del nuevo entrenador, el equipo ha sumado 7 puntos de los 9 que se han disputado, tras el empate frente al Athletic y la victoria contra el Huesca. El entrenador ha cambiado la cara completamente al Alavés y ha resucitado a jugadores como Lucas o Jota Peleteiro. Además, frente al Villarreal demostró ser valiente, apostando por la velocidad de Edgar y Pellistri por las bandas en la segunda mitad. Además, su decisión de meter a Pons en el minuto 57 dio mucha consistencia al equipo en los peores momentos del partido.

alaves villarreal once

Calleja apostó por el que parece que será su 11 habitual, a excepción de Martin en el lateral izquierdo, que cubrió la baja de Rubén Duarte. Foto: @Alaves

Buen comienzo del Alavés


En la primera jugada del encuentro, el Villarreal creó mucho peligro. De hecho, Laguardia tuvo que sacar bajo palos un cabezazo de Chukwueze, que había superado ya a Pacheco. Pero en los siguientes minutos el Alavés pudo controlar bien a los de Emery.

El Villarreal tenía el control del balón, pero el Alavés el del partido. Los albiazules quisieron discutir la posesión al Villarreal desde el primer momento. Además, en defensa Calleja propuso una presión alta que no dejó crear con tranquilidad a los amarillos.

Joselu aprovechó la tercera oportunidad del Alavés en la primera mitad

Esta presión dio sus frutos al Alavés, con tres oportunidades. Una recuperación de Battaglia en el área del Villarreal dejó a Joselu un lanzamiento que no pudo transformar. Justo antes, el propio delantero gallego había tenido otra ocasión con un lanzamiento desde fuera del área que paró Gero Rulli.

Y a la tercera llegó la vencida. Jota remató mal un buen centro de Rioja. Sin embargo, el balón se quedó en el área pequeña; y allí, Joselu aprovechó la oportunidad para empujarlo a la red y dar la ventaja en el marcador al Alavés.

Bombardeo amarillo


Tras el gol del Alavés comenzó el acoso del Villarreal. Primero fue Trigueros, que pudo rematar a bocajarro un balón que paró Pacheco. En el córner posterior, un remate cruzado de Albiol también se fue muy cerca de la portería del Alavés. Pero este tan solo fue el comienzo del sufrimiento.

El Villarreal apretó muchísimo, y más allá de dominar el balón, comenzó a crear ocasiones una y otra vez. De hecho, Pacheco se convirtió, por méritos propios, en el protagonista del encuentro. Además, los de Calleja empezaron a perder muchos más balones y, sobre todo, más rápido. La presión estaba cada vez un poco más baja, y el Villarreal pudo empatar varias veces el encuentro, pero no pudieron materializar ninguna ocasión.

El acoso villarrealense terminó con premio para los amarillos

El Alavés intentó salir varias veces al contraataque, aunque faltó precisión en los pases para poder llegar al área amarilla. Finalmente, aunque no sin sufrimiento, los albiazules se fueron al intermedio con un tesoro en forma de gol.

El bombardeo continuó en el comienzo de la segunda mitad. Tras una ocasión, de nuevo, en la primera jugada, Alcácer se adelantó a Laguardia en un centro de Gerard Moreno. Tras un control, el delantero valenciano encontró el hueco para llevar el balón a las mallas superando a Pacheco (1-1).

Reacción


Calleja reaccionó cambiando a parte de sus jugadores. La entrada de Pere Pons en el centro del campo equilibró algo más al equipo. Esto hizo que el acoso del Villarreal fuera decayendo poco a poco; también que el Alavés comenzase a llegar algo más al área amarilla. Y aunque no tuvo muchas ocasiones claras, llegó el ansiado gol.

Tras una jugada de combinación, Joselu apareció como extremo derecho, demostrando que también sabe centrar. El balón fue muy tenso al borde del área pequeña, donde Édgar Mendez, que había entrado junto con Pons, empujó el balón a la red.

En los últimos minutos, la dinámica fue parecida a la de después del primer gol albiazul. El Alavés defendió con uñas y dientes la victoria, e incluso tuvo que arriesgar en defensa. Esto pudo suponer, incluso, que el colegiado señalara un penalti de Ximo sobre Pedraza. Pero el Villarreal, esta vez, no pudo perforar la portería de Pacheco, y los tres puntos volvieron a quedarse en Mendizorrotza.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad