La Alemania nazi también estuvo en Vitoria-Gasteiz

15 diciembre, 2016

Una exposición repasa la propaganda y los discursos pronazis en Álava

exposicion nazis en vitoriaLa Sala Araba de Dendaraba acoge la exposición ‘Europa en llamas. Ecos de la Alemania nazi en Vitoria (1939-1945)’, una muestra organizada por la Fundación Sancho el Sabio. A través de imágenes, dibujos y diferentes materiales recuerda los ecos de la Alemania nazi en Vitoria entre 1939 y 1945. Se podrá visitar hasta el 7 de enero.

Con esta muestra la Fundación Sancho el Sabio da continuidad a un proyecto expositivo centrado en el siglo XX, en sus conflictos, guerras y movimientos sociales que comenzó en 2015 con la muestra ‘Vanguardias peligrosas’.

Gracias al equipo formado por los historiadores Virginia López de Maturana y Guillermo Marín, y el arquitecto/ilustrador Xabier Sagasta se pretende acercar la mirada a Vitoria. Como explica el director de Sancho el Sabio, Jesús Zubiaga, “una mirada local a un conflicto mundial: las vanguardias peligrosas terminaron con Europa en llamas”.

Bajo esta premisa, se ha montado una exposición visual basada en una selección de fotografías del Archivo Municipal de Vitoria-Gasteiz ‘Pilar Aróstegui’, así como con noticias de prensa de la época. Se trata de documentación original que muestra el ambiente en la ciudad durante el conflicto a la que las magníficas ilustraciones de Xabier Sagasta complementan, actuando como nexo narrativo cercano.

Este proyecto cuenta este año con la ayuda concedida por la Diputación Foral de Álava en la “Convocatoria de subvenciones dirigidas a Asociaciones y Entidades sin ánimo de lucro para el desarrollo de proyectos de promoción, difusión y capacitación en materia de Derechos humanos y Memoria histórica”.

  • La II Guerra Mundial

Tras la Guerra Civil, el período comprendido entre 1939 y 1945 estuvo marcado por otro gran conflicto bélico: la II Guerra Mundial. Aunque España se mantuvo neutral en esta contienda, el Nuevo Estado franquista –que soportaba su etapa de mayor fascistización como consecuencia del auge de estos regímenes en toda Europa– mostraba una actitud claramente germanófila.

Este hecho se hizo palmario también a nivel local, donde la sociedad se vio sugestionada por la propaganda que el régimen nazi transmitía, por ejemplo, a través de la prensa, la radio y el cine, previo acuerdo con la dictadura de Franco.

En una ciudad pequeña, tranquila y tradicional como aquella Vitoria de principios de los años 40 muchos de sus habitantes siguieron el transcurso de esta segunda gran guerra a través de la prensa local. A través de ella, las conquistas y los logros bélicos alemanes se difundieron entusiásticamente durante la primera fase de la guerra, mientras se ensalzaba abiertamente a figuras como Hitler y Mussolini.

Tras 1943, y de la mano de las primeras derrotas nazis (Stalingrado), la prensa atemperó su entusiasmo proalemán, y comenzó a reivindicar con fuerza su neutralidad y a mirar hacia las potencias que comenzaban a perfilarse como ganadoras.

En ese comienzo de la década de los 40 los habitantes de Vitoria vieron aparecer en el periódico Pensamiento Alavés un buen número de anuncios propagandísticos proalemanes que compartieron espacio con los tradicionales anuncios de productos y comercios locales. Esta actividad propagandística, que tuvo dimensiones nacionales, fue impulsada logística y económicamente por la propia Alemania nazi a través de su embajada en Madrid. A través de ella pretendió transmitirse la imagen de una Alemania imbatible, no solo militarmente, sino también en cuanto a la calidad y superioridad técnica de su producción industrial.

Junto a una gran cantidad de anuncios sobre productos germanos, esta propaganda proalemana tuvo también una vertiente más gráfica, profunda y sofisticada: se proyectó una futura Europa Continental que surgiría del dominio y superioridad alemanes. Una idea de una de Europa hermanada, en clave totalitaria, a la que el franquismo quiso sumarse. Sin embargo, cuando Alemania empezó a perder la guerra, aquella España franquista cambió de horizontes y buscó el faro de otros nuevos referentes, de otras nuevas vanguardias.

En esta exposición se podrá ver cómo llegaba esta propaganda a Vitoria no solo a través de los medios de comunicación, sino también mediante diversos homenajes públicos a la División Azul, el cuerpo expedicionario de combatientes españoles que apoyaron entre 1941 y 1943 a la Wehrmacht (Ejército alemán) en el frente ruso como consecuencia de la invasión de la URSS.

Además de con las fotografías, en la muestra se podrá comprobar cómo, de manera novedosa, se utiliza el dibujo como herramienta de narración, de forma que las ilustraciones sean mediadoras entre el material histórico y el visitante.

La exposición se podrá visitar hasta el 7 de enero de lunes a sábado de 18 a 20.30 horas y los domingos y festivos de 12 a 14 y de 18 a 20:30 horas en la Sala Araba (La Paz 5, 1ª planta de Dendaraba, Vitoria-Gasteiz).

  • Ciclo de conferencias

De forma paralela a la exposición se ha organizado un ciclo de conferencias que tendrá lugar en el Aula Fundación Vital, justo al lado de la Sala Araba. El 15 de diciembre Germán Ruiz Llano pronunciará la conferencia titulada ‘Españoles en el Ostfront: La División Azul’. El 22 de diciembre será el turno de David Mota Zurdo con ‘¿Nos vimos en Berlín? Los agentes de Servicio Vasco de Información en la lucha contra el nazismo’. El ciclo concluirá el día 29 con la presentación de la película de Aitor González de Langarica cuyo título es ‘¿Qué hiciste en la guerra, papi?’. Las dos conferencias comenzarán a a.ls 19:30 horas. Por su parte, la proyección de la película se iniciará a las 19 h.