Advertisement
Advertisement

La Diputación actuará de urgencia en la Torre de Martioda

16 noviembre, 2015

Se instalará un vallado y eliminará la vegetación que impide el acceso, como primera medida

martioda torreEl departamento foral de Cultura, Euskera y Deporte llevará a cabo actuaciones de emergencia en la Torre de Martioda con el fin de aliviar el precario estado en el que se encuentra la construcción y como primera medida instalará un vallado de protección y eliminará la vegetación que impide el acceso.

Las medidas también se llevarán a cabo en la ermita de Nuestra Señora de Urrialdo, un edificio que sufrió un incendio y quedó abandonada y en ruina en 1935. Hoy se conservan tan solo parte de sus muros con la portada y restos de ventanales.

La Torre de Martioda presenta problemas en el estado de los accesos y de las edificaciones adosadas a la torre, algo que hace desaconsejable intentar acceder al interior por razones de seguridad ante el peligro evidente de derrumbamientos, tanto del material de los aleros como de los del interior.

"El estado de la edificación es de aparente ruina, habiéndose venido abajo la práctica totalidad de la estructura interna de madera y una gran parte de la cubierta de la torre”, ha relatado la máxima responsable del departamento Igone Martínez de Luna.

Para poder llevar a cabo posteriores intervenciones que permitan al menos detener el proceso de ruina, en una primera fase, se va colocar un vallado de protección y eliminar la vegetación que impide el acceso al interior. Después mediante los medios adecuados demoler aquellos elementos constructivos de las cubiertas que por su precario estado se pueda presumir razonablemente que puedan desprenderse y caer. Posteriormente y una vez conocido el estado actual de la edificación, se adecuará el proyecto de restauración y consolidación del conjunto.