Los vitorianos son católicos pero no van a misa

13 septiembre, 2019

Aumenta el número de personas que aseguran ser agnósticas o ateas

La población vitoriana es mayoritariamente católica, pero no practicante. Es decir: que se sienten identificados con la religión pero pasan de ir a misa. La asistencia a las iglesias los domingos se ha desplomado en los últimos años: son cada vez más las parroquias que han reducido el número de misas y que han trasladado a capillas las misas principales.

También ha descendido en los últimos años el número de bautizos y bodas religiosas. Unos datos que contrastan con las afirmaciones del obispo en las pasadas fiestas de La Blanca.

Según la encuesta del CIS publicada este jueves el 58% de la población alavesa se define como “católica”. Aunque en realidad aquí aquí hay que separar entre los católicos practicantes (37,5%) y los no practicantes (20,5%). otro 2% pertenece a otra religión

Solo el 11,6% de la población vitoriana que se define como católica asegura que acude a misa todos los domingos y festivos o, al menos, dos veces al mes. Esto supone que solo el 20% de los que se declaran católicos cumplen con el sacramento de la eucaristía.

Son mayoría, en cualquier caso, los católicos que no acuden nunca a misa. Un 39% de los católicos no acude nunca y otro 21,5% de los católicos no acude “casi nunca”.

  • Fuera de la religión

Más allá del 58% de católicos hay un 19,8% que se define como ateo, un 12,2 como no creyente y un 6,1% como agnóstico.

Leer más...

2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Digo yo dice:

    Un católico que no cumple con los preceptos del catolicismo, ni cree en sus dogmas, no me parece muy católico …

  2. Celevito dice:

    Animo a los lectores que se consideran ateos o agnósticos a que presenten en el obispado la declaración de apostasía. Es bastante sencillo en esta diócesis: Conseguir en la parroquia donde fue bautizado el certificado de bautismo, presentarlo en el obispado rellenado un modelo estándar que parece que ya tienen preparado tras pedir cita para ello. Es la mejor manera de acercar a la realidad las estadísticas infladas que manejan las instituciones religiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad