Advertisement
Advertisement

Reclaman más plazas en castellano en los colegios y menos Euskera en las OPEs

27 junio, 2019

La asociación Hablamos Español denuncia que no se cumple la Ley de Normalización del Euskera sobre el uso del idioma en los colegios

El uso y conocimiento del Euskera sigue aumentando en Álava. Para algunos esto supone la recuperación cultural de una lengua, pero para otros es una imposición por parte del nacionalismo. Esta segunda es la visión de Hablamos Español, una organización nacional que en Álava encabeza el pedagogo Ernesto Ladrón de Guevara (ex político en PSE y UA).

euskera colegios opesSegún los últimos datos de Eustat el 28,5% de los alaveses habla y entiende bien el Euskera, mientras que un 53% (principalmente gente mayor y población inmigrante) lo desconoce.

La asociación centra sus críticas en el uso que se ha hecho del Euskera en la Educación, la Administración pública y la toponimia.
"Los usos reales de la lengua contradicen a lo que se exige para acceder a un puesto de la administración", denuncia Ladrón de Guevara. La asociación pide que la exigencia del Euskera en la administración se limite al porcentaje de personas euskaldunes en cada territorio o municipio.

  • No hay plazas suficientes para la demanda

En los colegios Ladrón de Guevara denuncia que "no se cumple la Ley de Normalización del Euskera". Se refiere en este caso al párrafo que asegura que "el gobierno regulará los modelos lingüísticos en cada centro teniendo en cuenta la voluntad de los padres y la situación sociolingüística". Son muchos los padres que tienen que matricular a sus hijos en modelo B o D por la ausencia de modelo A en su centro, asegura.

Actualmente tan solo dos centros públicos ofertan modelo A, asegura Ladrón de Guevara. El portavoz de Hablamos Español en Álava destaca además que "es una cuestión de derechos humanos el derecho de un menor a ser educado en su propia lengua materna".
 También denuncia que el modelo B se ha transformado en la práctica en un modelo D y que el modelo A se ha estigmatizado por la presencia en estas aulas de personas con mayores dificultades de aprendizaje.

Según los datos del curso pasado los estudiantes del Modelo A son el 3,7% en Infantil, el 5% en Primaria, el 17% de ESO y el 40% de Bachillerato. La presencia del Modelo A es mayor en los centros concertados que en los públicos.

Ladrón de Guevara asegura que "hay gente que lleva a sus hijos a estudiar a Miranda", aunque no concreta cuánta gente ha tomado esta decisión por evitar el estudio en Euskera: "Necesitaríamos acceder a los datos de matriculación, pero sabemos que hay unos dos autobuses a diario", asegura.

La asociación cuestiona que se aprende Euskera, pero luego no se utiliza: "No hay ocio ni estímulos en Euskera más allá del aula. Esto provoca que los rendimientos educativos sean bajos tanto en Castellano como en Euskera".

  • Toponimia

Ladrón de Guevara cuestiona también la toponimia de algunas localidades alavesas: "Se han rebautizado algunas localidades con nombres de mortuorios cercanos". De hecho pone los ejemplos de San Millán o de Legutio.
 También cuestiona traducciones como la de Salinas de Añana.

Respecto a las OPEs Hablamos Español denuncia que la exigencia de Euskera “ha hecho que las listas en Álava se llenen de gente venida de Bizkaia y Gipuzkoa”: "Vienen con una ideología concreta, con lo que evoluciona el voto sindical y renegocian las condiciones de acceso a la OPE", asegura. Insiste en ajustar la exigencia del Euskera a un estudio sobre el uso real de este idioma, como el que realizó en 1995 Amando de Miguel.

Actualmente la OPE vigente del Ayuntamiento reclama un perfil lingüístico 3 para 129 de las 132 plazas.

  • Euskera como elemento festivo

Hablamos Español también destaca cómo el Euskera se ha introducido como elemento festivo: "Se mezclan elementos afectivos, culturales y festivos con el Euskera: se socializa culturalmente".

Ladrón de Guevara pide tomar el avance del Euskera como una cuestión de estado: "Apelamos más a los españoles del resto de España que a los que viven en Euskadi, porque aquí hay miedo a expresarlo".